No era una, sino tres las tomas clandestinas en el Teodoro Mariscal

El municipio levantó un acta circunstancial de los hechos y el adeudo ascendería a los 2.9 millones de pesos por conceptos de sanciones acumulativas

Mazatlán, Sinaloa.- La Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mazatlán, tras cortar la reconexión irregular que pretendía efectuar la empresa concesionaria del estadio Teodoro Mariscal, en la tubería de drenaje este domingo por la mañana, procedió a cerrar el servicio en otras dos tomas clandestinas localizadas al costado y en la parte trasera del inmueble.

Esta violación al artículo 85 a la Ley de Agua de Sinaloa, contempla sanciones económicas acumulativas, que podrían ascender a los 2.9 millones de pesos, debido a que los trabajos de estas tomas, que se presume se realizaron hace varios años, no fueron realizados por la paramunicipal.

Quel Galván Pelayo, gerente general de la paramunicipal, desmintió que haya sido por actos vandálicos la ruptura en la línea de drenaje, misma que argumenta la familia Toledo trató de reconectar para solucionarla antes del juego programado esta tarde.

Asimismo, indicó que desde días antes del corte hecho por el personal de la junta, se les notificó que eran acreedores a una pequeña falta administrativa y se les exhortó ponerse al corriente, haciendo caso omiso a lo anterior.

“Aquí estamos, haciendo presencia, no estamos buscando un acercamiento directo para negociar por debajo sino al contrario, estamos dando la cara, de frente para actuar bajo la legalidad y como debe de ser todo”, manifestó Galván Pelayo.

Aclaró que el hecho de que la remodelación del Teodoro Mariscal es hecha por gobierno del estado, no deslinda a la empresa concesionaria de tener en regla las licencias y permisos correspondientes, tanto con la Jumapam como con la Comisión Federal de Electricidad.

Con respecto al llamado de Coepris, en el que señala que Jumapam pondría en riesgo sanitario a los aficionados que acudan al estadio por este corte, comentó que es todo lo contrario, y es por ello que espera que la familia Toledo tome la medida pertinente para evitarlo.

Por su parte el gerente comercial de la paramunicipal, José de Jesús Medecigo Castañeda, sostuvo que es claro que el objetivo de la empresa era no pagar el servicio, debido a que contaban con una toma de agua de 1.5 pulgadas, autorizada por Jumapam, que no utilizaban al instalar otra de dos pulgadas sin registro.

“Lo mismo hicieron con las salidas, al no tener el pago de agua, no pagaban ni siquiera el uso del drenaje y eso va en perjuicio de la ciudad”, expresó.

Mientras tanto, Luis Antonio Aguilar Colado, director del Gobierno y Asuntos Jurídicos del Municipio, comentó que la Comuna levantó actas circunstanciadas administrativas sobre los hechos, para notificarle a la empresa concesionaria las irregularidades encontradas y éstas procedan a demostrar a la autoridad competente si en realidad han actuado conforme a los lineamientos.

“El que se levanten las actas aquí es para darles el derecho de audiencia a ellos y que se presenten ante la autoridad, demuestren su derecho, lo que han hecho, y en caso de que no pudieran hacerlo vienen las sanciones que se están indicando. El objetivo es darles a conocer las irregularidades que se han encontrado”, concluyó.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *