Video. Deja caer escultura de vidrio y ahora sus padres deben pagar 132 mil dólares por daños

Un pequeño de apenas 5 años, sin aparente vigilancia adulta, sostiene y deja caer una escultura dentro de un recinto con piezas artísticas.
La escultura “Afrodita en Kansas City”. Foto/Captura de video.

Kansas, Estados Unidos.- Cámaras de seguridad, al interior del centro comunitario Tomahawk Ridge, de Overland Park, captura el momento en el que un niño de 5 años logra alcanzar una escultura hecha de vidrio para abrazarla, sin embargo, ésta se viene encima y cae hasta el piso.

A pesar de que se aprecian algunas mujeres adultas cerca de la zona del incidente, ninguna de ellas parece estar a cargo del pequeño, pues no prestaban atención al acto y se muestran sorprendidas cuando la estructura llega al suelo.

Dichas imágenes, del pasado 19 de mayo, muestran cómo la madre llega momentos después con un bebé en brazos, quien parece notificar a los trabajadores y la pieza es recogida y llevada a otro lugar para hacerle las debidas inspecciones.

Ahora Sarah Goodman, la madre del pequeño, se encuentra realmente sorprendida, pues recientemente ha recibido una carta de la aseguradora de la escultura, misma que le pide una indemnización de 132 mil dólares por los daños que le fueron causados a la obra, según RT.

Al parecer el día del percance, el menor asistía junto con sus padres a una fiesta de boda, y a pesar de que la madre no presenció el hecho, aseguró a los medios locales que el pequeño “probablemente abrazó a la escultura”, ya que representaba una silueta femenina, y lo pudo haber hecho “tal vez porque es un niño agradable, cariñoso y amable”.

Así mismo, la madre asegura que dicha escultura no se encontraba protegida como las otras piezas que ahí se exponían, propiciando así el accidente.

Sarah Goodman, la madre. Foto/Captura de video.

Por otra parte Travelers, la empresa aseguradora señala en la carta que la mujer “es la responsable de la supervisión del menor” y que “su falta de supervisión durante esta pérdida podría considerarse negligente” en cuanto a su papel como madre. Por ello se ha estimado que el precio de la escultura asciende hasta los 132 mil dólares.

El autor de tal obra, Bill Lyons, afirma que la pieza no puede ser reparada a su estado original, por lo que quiere una compensación económica por los daños. La madre por su parte indica que la familia no sabe cómo va a resolver esta situación, pues se trata de una suma “completamente astronómica”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *