Padres demandan a su hijo de 30 años por no salirse de la casa

Después de varias advertencias al respecto, la pareja decidió darle formalidad a la problemática.
Michael Rotondo fue demandado por sus padres. Foto/Captura de video.

Nueva York, Estados Unidos.- Una situación familiar ha pasado a ser pública debido a que ha logrado impresionar a algunas personas, mientras que, por lo contrario, otras se han identificado.

Diversos medios señalan el problema en el que un joven de 30 años se encuentra envuelto, pues sus padres han decidido demandarlo para que ‘vuele del nido’, a raíz de diversas disputas y malos entendidos entre ellos tres.

Tal como especifica Excelsior, Christina y Mark Rotondo decidieron apoyar a su hijo Michael cuando éste quedó desempleado hacía ocho meses, e incluso llegaron a ofrecerle mil 100 dólares para que pudiera conseguir un lugar en dónde vivir, sin embargo, el joven no accedió a la oferta.

Michael Rotondo ofrece su defensa, al fondo sus padres, los demandantes. Foto/Captura de video.

Tras varias advertencias por escrito, que la pareja le hacía llegar a Michael, decidieron formalizar la problemática y que alguien más los asistiera para concluir con dicha situación que les aquejaba.

“Después de una discusión con tu madre, hemos decidido que debes dejar la casa inmediatamente. Tienes 14 días para salir. No podrás regresar. Tomaremos las acciones que sean necesarias para sostener esta decisión”, indica una de las cartas.

Así, el matrimonio interpuso una demanda ante las autoridades oficiales de Nueva York, especificando el deseo de que su hijo abandonara el hogar familiar, tras habérselo solicitado a través de cartas, y el joven haber hecho caso omiso.

No obstante, el joven asegura que él en ningún momento se negó a dejar el hogar, usando como argumento,  y siendo él su propia defensa, que para ‘desalojarlo’ sus padres debían haberle dado un plazo de seis meses, además de rechazar las acusaciones de que no ayudaba con las labores de la casa.

Juez Donald Greenwood. Foto/Captura de video.

Una vez que el juicio se dio por terminado, y en una entrevista mediática, el acusado hizo hincapié en que él no había representado molestia alguna para sus padres, pues constantemente se encargaba de lavar su ropa, tenía su propio cuarto, además de un negocio del cual se reservó los detalles.

Tras varias semanas de trámites legales, a través de una orden judicial, el juez Donald Greenwood le ordenó a Michael Rotondo salir inmediatamente del hogar de sus padres, ubicado en Camillus.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *