Familia china adopta a un “perro” y años después descubre que en realidad era un oso

Ejemplar de mastín tibetano. Foto temática/Pixabay.

China.- Una historia descabellada le ocurrió a una familia de China, quienes años atrás se encontraban entusiasmados con la idea de adoptar una mascota a la que habían encontrado y la cual ellos aseguraban se trataba de un perro de raza mastín tibetano.

Sin embargo, la mascota, que en ese momento se encontraba en sus primeros meses de vida, poco a poco fue desarrollándose físicamente y bastaron solo dos años para que ésta llegara a pesar alrededor de 200 kilogramos, momento en el que se dieron cuenta que no podía tratarse de un perro, sino de un oso negro.

Aunque parece una anécdota difícil de creer, esta familia vivió engañada creyendo que se trataba de un ejemplar de mastín tibetano que había crecido demasiado a comparación del resto.

“Se podía comer una caja llena de frutas y dos ollas de fideos al día”, aseguró una mujer.

Foto/ChinaNews.

Ante tal descubrimiento y aún con el cariño que ya habían depositado en el animal, sabían muy bien que hacer, pues la situación era peligrosa tanto para los miembros de la familia como para el oso si este seguía resguardado al interior de una vivienda.

Los ‘propietarios’ decidieron dar aviso a las autoridades, siendo la Policía Forestal quien tomara cartas en el asunto ante la increíble situación, quienes rápidamente confirmaron que, en efecto, se trataba de un oso negro asiático, una especie protegida por estar en peligro de extinción.

Así, el gran oso fue enviado a un centro de vida silvestre en donde se le hicieron los chequeos correspondientes, asegurándole incluso una mejor atención de acuerdo a las necesidades de su especie animal.

La buena noticia es que al tratarse por algunos años de un animal hogareño, éste recibió buenos tratos, por lo que no presentó lesión alguna, ni problemas de salud.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *